Mujer Obesa de la florida pierde 106 libras aun comiendo pizza

La mayoría de las resoluciones de Año Nuevo se van por la ventana antes de finales de enero, pero una mujer de Florida celebró su promesa de recuperar la salud, pediendo 106 libras en menos de dos años, y convertirse en una rata de gimnasio en el proceso.


Molly Lowe, de 28 años, pesaba 267 libras antes de decidir hacer un cambio. Al seguir 'la dieta flexible "- y siendo consistente en el gimnasio  - la" mujer 5'9 de la Florida lograr llegar a 161 libras y salir de la depresión. El antiguo yo yo-Dieter describe a sí mismo habló con Yahoo Salud acerca de cómo ella finalmente logró hacer adquirir hábitos saludables.

Molly luchó su peso desde que era un niño. Ella dijo que ella siempre fue la chica más pesado y más alto "en su clase, pero fue después del nacimiento de su hija en 2012 que ella totalmente perdió el control de su peso. Molly batallo con el peso desde niña. Comento que era la chica en el salon mas alta y gorda en la clase, pero no fue hasta que nacio su niña en 2012 que perdio el control sobre su peso.

De hecho fue al medico despues del alumbramiento y encontro que no habia perdido ni una libra de su peso de embarrazo. 'Ahi estaba yo — enorme, miserable, y llorando,' dijo. 'Sin embargo, mi miseria no me impidio seguir comiendo lo que me gustaba. De hecho,me motivo de ir a Burger King y al mas cercano Dunkin’ Donuts por postres.' Molly siguio engordando,en un circulo vicioso de comida ,infeliz  Tambien sufria de la depresion post parto ademas de sindrome polycistico de ovario(PCOS), que contribuye a ganar mas peso Finalmente, toco fondo cuando su matrimonio se vio afectado y no hallaba satisfaccion con las personas queridas Mollyque una gran mayoria de sus problemas se debia a su peso, y una manera era combatiendo los numeros en la balanza.
Mujer Obesa de la florida pierde 106 libras
Así, en 267 libras, Molly hizo una resolución de Año Nuevo en 2014 para recuperar la salud. Se había comprometido, también, se dio cuenta que ningún plan de dieta trabajaría que requeríera eliminar los carbohidratos o azúcar por completo.
Teniendo en cuenta sus opciones, ella aterrizó en la 'dieta flexible "y comenzó a contar macronutrientes - hidratos de carbono, grasas y proteínas - en lugar de calorías. El plan significaba que todavía podía comer una hamburguesa o crema de hielo si quería -, así como ir a restaurantes con su familia - pero también ayudó a establecer una mayor relación con los alimentos.

Por un lado, Molly aprendió a no utilizar la comida como recompensa y entrenamientos como castigo por comer demasiado. Y ella no priva a sí misma, o bien, lo que permite derroches de vez en cuando - especialmente para ocasiones especiales, como Acción de Gracias.

"Trato de tener una" meta "todos los días", explicó. "Ya se trate de una porción de helado o la mitad de la barra de chocolate de Hershey, hago que encaje en mis macros para el día. '

Molly es conciente que no tiene que ser estricta en su dieta. Si ella se cae del caballo, se pone de vuelta en, recordándose a sí misma de lo que solía sentir cuando tenía sobrepeso.

"Unos días de descanso no va a arruinar todo el trabajo duro que he puesto en. Algunas malas comidas y entrenamientos perdidas no hacer o romper conmigo. Soy realista. Este es un compromiso de por vida y si yo sinceramente empiezo a creer que no voy a tener ningún contratiempo, entonces yo estaría mintiendo a mí mismo. Lo importante es que sigo siendo coherente ", dijo.

Alrededor de un mes después de la introducción de su nuevo plan de dieta en 2014, Molly comenzó a hacer entrenamiento de cardio y pesas, cinco días a la semana también. Ella descubrió que realmente le gusta las pesas, entrenando mucho, porque hacía sentirse fuerte y con poder - y continúa yendo al gimnasio con regularidad, haciendo alarde de sus músculos en Instagram.

Molly dijo que perder todo el peso no sólo le dio más confianza, pero también la ayudó con su depresión, y mejoró sus síntomas del SOP.



Y ella encuentra que cuanto más tiempo se pega a ella, más fácil se vuelve. Comer bien ya no es algo en lo que piensa- ella sólo lo hace. Eso no quiere decir que ella no mira lo que come, pero cambiando toda su vida ha hecho que el seguimiento sea natural. "Todo Seguimiento Yo como lo pone todo por ahí, blanco y negro, por lo que si y cuando gano peso, voy a saber por qué. Y cuando pierdo peso, voy a saber por qué, 'explicó.
Puedes dejar tu opinion hoy en Hsm love Tv chismes que te parece el logro de esta mujer obesa que perdio 106 libras de peso?